Stinka, la bailarina oscura.



Lo primero que escucharas sera una siniestra melodia acompañada por la fria noche, sentiras tus bellos erizar, y, unas pasos que bailan a compaz, si sientes esto, lamento decirte que, ella a venido a por ti.


Era una noche cualquiera mientras esperaba la llegada de mis amigas, miraba facebook para no aburrirme, al escuchar el sonido del timbre baje rapidamente las escaleras para recibir a marie y holie.

– Oye tu!, no me habias llamado en dos dias!, que te a pasado?- pregunto marie.

– No es nada marie, solo e estado algo ocupada, ya?- dije con pereza. Entramos a la casa y  subimos las escaleras.

Platicabamos de cosas triviales hasta que holie menciona algo curioso.

-Adivinen que paso hoy?, estaba viendo una caja de cosas viejas de mi abuela, y me eh encontrado una especie de diario, por lo que decia, pertenecia a una chica de 11 años, contaba la historia de una supuesta bailarina, pero luego todo se torno mas siniestro, decia que un dia estaba admirando el hermoso ballet de una chica en un sitio algo solo, y hasta se habia atrevido a hablarle, la chiquilla le pregunto su nombre, y le dijo que se llamaba “stinka”, esta pequeña iva todos los dias sin falta a ver el hermoso baile de aquella chica, pero, un dia lo unico que encontro fue el horrible vacio de aquel lugar, dejandose llevar por la curiosidad, vio un pequeño bolso desgastado, al abirlo, se encontro con unas garabatas, y tambien con una nota, esta decia asi:

“Paso, paso, yo ire a por ti, escucha la melodia, disfruta el vivir, paso, paso, stinka esta a aqui, dile adios a todo, por que viva, no lograras salir”.

– Mi abuela me ah dicho que esa nota pertenecia a una chica de su familia, y que un dia habia desaparecido repentinamente, y no se supo mas de aquello. No les resulta curioso?- Pregunto holie mirandonos.
– bueno pues, parece mas una casualidad- comento marie riendo.

Yo no habia hablado, lo unico que sentia era miedo, por que temia?, sabia que aquello no era real.
-Y, que mas sabes de esa historia?- le pregunte a holie.

– Mi abuela me ah dicho que un dia otra pequeña vio a aquella bailarina, y que habia corrido a contarle a su madre, preguntandole si conocia a aquella chica. La madre miro a su hija a los ojos, y le dijo que si la habia llegado a conocer, era una joven chica que tenia como mayor sueño ser bailarina, pero sus padres se negaban a ello, un dia grabo su ultimo baile, y se suicido. Se dice que la puedes atraer cantando una cancion mientras bailas al compaz, sabras si esta alli cuando sientas una oscura melodia, se dice que tus bellos se van a erizar, y escucharas los pasos se sus zapatillas, al esta haber llegado, nadie escapa.

Cuando holie termino su historia senti muchos nervios.

– Oh bueno, es una historia tenebrosa- dijo marie riendo.

Al llegar las doce marie y holie decidieron invocar a aquella bailarina, una idea que no me agrado en absoluto.

– Oh vamos lili!, es solo una historia, sabemos que no pasara nada, solo es diversion- Me dijo marie. Al final solo asenti.

Ellas empezaron a tararear una cancion y a bailar lentamente, yo solo las segui en silencio. Como todas esperabamos, no paso nada, asi que decidimos ir a dormir. Me recoste en mi cama junto a ellas, ya que era grande, despues de pensar miles de cosas, mas que todo en aquella historia, me dormi.

Paso, paso, yo ire a por ti, escucha la melodia, disfruta el vivir, paso, paso, stinka esta a aqui, dile adios a todo, por que viva, no lograras salir.

Fui despertando lentamente mientras escuchaba aquel sonido.

Paso, paso, yo ire a por ti, escucha la melodia, disfruta el vivir, paso, paso, stinka esta a aqui, dile adios a todo, por que viva, no lograras salir.

De repente escucho una melodia, mis bellos se erizaron.

Siento pasos lejanos, cada vez mas cerca y mas cerca, escucho aquella cancion filtrandose en mi oidos.
Paso, paso, yo ire a por ti, escucha la melodia, disfruta el vivir, paso, paso, stinka esta a aqui, dile adios a todo, por que viva, no lograras salir.


Mire a mis lados observando a las chicas durmiendo, lentamente se fueron despertando.

– Todas escuchan eso?- pregunto holie algo asustada.

– Y-yo si- contesto marie nerviosa.

Todas nos acercamos a abrazarnos como chiquillas mientras escuchaba a marie sollozar.

– T-tu crees que sea…- holie no pudo terminar su pregunta cuando de repente escuchos los pasos mas fuertes, marcaban el ritmo de la musica, y de las sombras, salio una figura, no lo podia creer. Era una figura femenina alta, piel tan palida que era azulada, piernas largas y delgadas acompañadas por unas zapatillas blancas sucias, vestia un vestido corto tipo tuttu, de color blanco sucio, volviendolo gris, sus cabellos oscuros llegaban a su cintura, sus  ojos no tenian vida, solo se movia lentamente al compaz de la melodia.
Rapidamente todas corrimos bajando las escaleras, yo iva adelante, cuando observo hacia atras me encuentro sola, me detengo mientras las lagrimas caen, y escucho las ultimas palabras de mis amigas al unisono.

– Corre lili!, corre!- fueron las ultimas palabras de mis amigas. Corri sollozando sintiendo los pasos detras de mi, al llegar a la puerta la abri rapidamente y grite como nunca, afortunadamente habian personas afuera en una reunion, un grupo corrio hacia a mi preguntandome que me habia pasado.

– Mis amigas!, ella las tiene!- grite mientras caia al suelo entre lagrimas y sollozos,  lo ultimo que recuerdo fue mi vista volverse negra, y los sonidos de una ambulancia.

3 Años despues:

Todos los dias dormia con una inmensa angustia, ya habian pasado tres años, cada luna llena una melodia tenebrosa se filtraba por mis oidos, pero no pasaba nada. Aquel dia habian declarado que mis amigas se habian suicidado mientras yo bajaba, pero sabia que no era asi, ellas venian detras de mi. Aleje esos pensamientos rapidamente.

Subi las escaleras esperando a mi novio.

Estaba durmiendome hasta que escucho la tv perder la señal, acompañada de ese sonido sin sentido. Me vuelvo a recostar tratando de dormir, pero escucho lo que crei que nunca volveria a escuchar, pero mas fuerte, mas cerca que hace tres años.

Paso, paso, yo ire a por ti, escucha la melodia, disfruta el vivir, paso, paso, stinka esta a aqui, dile adios a todo, por que viva, no lograras salir.

Escuche los pasos al ritmo de la lenta melodia, cada vez estaba mas cerca, hasta que siento un aliento en mi oreja, acompañado por una voz.
 
-Eh venido a por ti, creistes que escaparias?- eso fue lo ultimo que escuche.
Recuerda…”Paso, paso, yo ire a por ti, escucha la melodia, disfruta el vivir, paso, paso, stinka esta a aqui, dile adios a todo, por que viva, no lograras salir”


1 comentario:

  1. stinka nombre ya usado anteriormente , no aca pero tambien para una bailarina

    ResponderEliminar

Tan Bien Puedes Comentar Sin Tener Gmail Como ANONIMO